El enfoque del ministerio de mujeres es preparar a las hermanas para brillar como estrellas en la noche (Filipenses 2:15). A través de estudios, clases, grupos de oración, talleres, y retiros, nosotras intentamos aprender seguirle mejor a Cristo, y servirles mejor a nuestras familias, amigos, y comunidad.